jueves, 30 de marzo de 2017

Gel Autobronceador de Avene

 

Como cada año, con la llegada del buen tiempo se descubre mi piel pálida invernal. Aunque en el rostro medio lo puedo disimular con un "aspecto saludable" gracias al bronceador en polvo, cuando viene la época de cambiar a manga corta y faldas el pudor de enseñar al mundo mi piel tan pálida hace que me resista a cambiar las prendas del armario.

Es la misma sensación que el primer día de piscina o playa, te sientes la más pálida del lugar (creo que todos sabéis a lo que me refiero). Así que este año me he propuesto probar algo que pueda "aliviar" esa sensación tan incómoda.

Nunca me había animado a utilizar autobronceadores ya que había oído malas experiencias y sobre todo el resultado me parecía demasiado artificial. Pero en este caso la textura gel y sobre todo la confianza de una marca como Avene me ha convencido para probar mi primer Autobronceador. Si quieres conocer un poco más sobre el Gel Autobronceador de Avene y qué me está pareciendo, sigue leyendo porque te lo cuento todo.


La asociación equilibrada de sus activos le proporciona a la piel un efecto calmante, hidratante y una coloración armoniosa. Ofrece una textura ligera y no grasa, agradablemente perfumada. Confiere un tono uniforme y natural.Hidratación de las capas superiores de la epidermis. 

Permite obtener en sólo una hora y sin sol, un tono uniforme y natural. La Leche autobronceadora hidratante gel-satinado no protege del sol.


Como podéis ver, se trata de un formato en tubo, cómodo y muy práctico. 


Aplicar una capa fina uniformemente sobre cara y/o cuerpo previamente limpiados y secados. Difuminar en la raíz delcabello y de las cejas. La intensidad y la duración de la coloración obtenida dependen de la cantidad utilizada y de la frecuencia de la aplicación. Para obtener un tono bronceado duradero y continuar de 2 a 3 veces por semana

Este cuidado autobronceador hidratante no protege del sol. Se recomienda lavarse cuidadosamente las manos después de la aplicación. Esperar varios minutos antes de vestirse, bañarse o lavarse.

Contiene 100 ml. y su precio depende de dónde lo compréis ronda entre los 10€ - 14€

Ingredientes: AVENE THERMAL SPRING WATER (AVENE AQUA). PEG-4. COCO-CAPRYLATE. DIHYDROXYACETONE. HYDROXYETHYL ACRYLATE/SODIUM ACRYLOYDIMETHYL TAURATE COPOLYMER. ERYTHRULOSE. BENZOIC ACID. BLUE 1 (CI 42090). CAPRYLIC/CAPRIC TRIGLYCERIDE. FRAGRANCE (PARFUM). GLYCERIN. HELIANTHUS ANNUUS (SUNFLOWER) SEED OIL (HELIANTHUS ANNUUS SEED OIL). ISOHEXADECANE. POLYSORBATE 60. RED 4 (CI 14700). SODIUM CHLORIDE. SODIUM SULFATE. SORBITAN ISOSTEARATE. TOCOPHEROL. TOCOPHERYL GLUCOSIDE. WATER (AQUA). YELLOW 6 (CI 15985).

Elaborado para minimizar los riesgos de reacciones alérgicas. Hidratación de capas superficiales de la piel.
Como os comenté al inicio del post es la primera experiencia con autobronceadores que tengo, por eso intenté ir poco a poco para no notar un cambio demasiado brusco.

Siguiendo las instrucciones de la marca, después de limpiar el rostro y cuello, aplico un poco de producto en las manos y lo aplico igual que una hidratante facial en este caso extendiendo también por el cuello. No se nota el resultado instantaneo ya que en esa primera vez no utilicé demasiado producto.

En la segunda aplicación, con la tranquilidad de haber comprobado su fácil aplicación, que no parchea nada de nada y que no es nada agresivo para la piel además de no notar un cambio radical excesivo, me animé con algo más de producto.

Mi recomendación es aplicarlo en la rutina de noche, ya que se ven los resultado con el paso de las horas. Aumenta aproximadamente un tono nuestro tono habitual, no aplico más de dos días seguidos ya que no es mi intención subir mucho más el tono, sólo quitar la palidez.

Me ha sorprendido su resultado tan natural, nada anaranjado ni parcheado (en mi caso sólo dos aplicaciones). Su textura me resulta muy cómoda, fresca y suave para la piel. 

Lo utilizo en el rostro, cuello, escote y brazos la noche antes de saber que voy a ponerme camiseta de manga corta la mañana siguiente. De ese modo tengo la sensación que mi piel no es ultra blanca, es como si ya hubiera estado unos días al sol. Tan natural que nadie lo nota, algo que para mi es una característica de naturalidad. 

No mancha la ropa, no se elimina con el roce ni con el agua. Va desapareciendo uniformemente, igual que un bronceado natural. Eso sí chicas es efímero, dura un día o como mucho dos (bronceado de dos aplicaciones).

Lo recomendaría si os pasa igual que a mi con vuestro pudor a lucir por primera vez vuestro cuerpo tras el invierno. En fin, mi experiencia ha sido muy positiva, os recomiendo ir poco a poco en cuanto a cantidad de producto y no descarto animarme con autobronceadores el resto del año.

¿Y vosotras, utilizáis autobronceadores?
Image and video hosting by TinyPic

3 comentarios:

  1. Yo reconozco que no soy mucho de autobronceadores. Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Nunca usé ninguno, me da miedo los parches o que no quede natural. Besines

    ResponderEliminar
  3. Nunca he usado este tipo de productos porque soy más bien morena pero me ha gustado leer tu opinión. bsts

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.

© El Diario de Marian, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena